Los cambios en la forma de trabajar requieren, en muchos casos, que se modifiquen comportamientos muy arraigados. Si definimos la cultura de un despacho como las creencias compartidas que se transmiten, consciente o inconscientemente, y determinan cómo se percibe e interpreta la realidad y cómo se actúa, entonces, introducir cambios relevantes de comportamiento exige retocar, o cambiar sustancialmente, la cultura, según el caso. Este proceso, para tener éxito, necesita mucha comunicación interna, que la dirección cambie criterios sobre qué conductas se premian, se potencian y se recriminan e, incluso, criterios distintos en la selección de las personas en algunos puestos.

La comunicación interna juega un papel clave, que es convencer y animar. No vale solo con imponer, ya que la inercia de las organizaciones y de las personas puede acabar boicoteando de facto los procesos de cambio. Es probable que, en realidad, el despacho se divida en 4 grupos:

  • Impulsores de los cambios
  • Partidarios de los cambios
  • No convencidos
  • Contrarios a los cambios

Dependiendo del porcentaje de personas que haya en cada grupo y de cuál sea su poder jerárquico y su capacidad de influir sobre otros, la dificultad del cambio será mayor o menor y la comunicación interna habrá que diseñarla de una manera o de otra. 

En cualquier caso, la clave es no escatimar esfuerzos en explicar muy bien las razones y beneficios del cambio y elegir muy bien quién debe ser el portavoz en cada momento. 

Hay que diseñar un plan de comunicación acompasado al proceso de cambio y que contribuya a su éxito. El plan debe establecer: 

  • qué mensajes se van a transmitir 
  • cuándo se va a transmitir cada mensaje
  • quién lo va a transmitir
  • cómo se va a contar (narrativa)
  • a quién se le va a transmitir
  • dónde se va a contar (canales)

La persona o departamento responsable de comunicación interna no puede limitarse a ser el que escribe y envía las newsletters o comunicados del socio director, tiene que planificar la comunicación y crear espacios y oportunidades para que la comunicación fluya. Pero la comunicación interna se hace entre todos.

¿Te gustaría saber más sobre nuevas formas de trabajo? Puedes verlo en la cuarta sesión del ciclo “Aprendiendo de la crisis: Impacto en la estrategia y gestión de despachos y firmas”.

Share This

Es necesaria la suscripción para ver este contenido

Únete a nuestra lista y recibirás acceso a todos nuestros webinars en abierto

¡Muchas gracias! No olvides confirmar tu solicitud a través del email que acabamos de enviarte e inclúyenos en tu libreta de direcciones para no perderte nuestros mensajes.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar